Poner en marcha un automóvil, motocicleta o máquina del sector industrial, abre paso a otros sistemas que no precisamente están relacionados con el motor. Son sistemas independientes que asisten al conductor para mejorar la conducción, o sistemas de seguridad.

Uno de estos sistemas es de frenos, que actúa para controlar la velocidad a la que se desplaza un vehículo, motocicleta o maquinaria. Los podemos encontrar de varios tipos, así como simples y básicos, hasta complejos y llenos de tecnología.

En este artículo te hablaremos de la importancia de los sistemas de freno, cómo funcionan, qué son, sus fallas más comunes, y cómo influyen en el buen funcionamiento del vehículo, motocicleta, o cualquier medio de transporte.

¿Qué es un sistema de frenos?

Es un grupo de piezas que al trabajar juntas, forman uno de los sistemas de seguridad más importantes del vehículo. El sistema encargado de controlar la velocidad a la que se desplaza.

Estos sistemas transforman la energía de movimiento o cinética, en energía calórica mediante el rozamiento de los componentes del sistema de frenos.

Es considerado el sistema de seguridad más importante en cuanto a movilidad de automóvil se refiere, razón por la cual en algunos países existen parámetros que deben cumplirse a la distancia y efectividad del frenado.

Los fabricantes de automóviles dedican bastantes recursos a la elaboración de los sistemas de frenado debido a su importancia, ya que al final lo que importa es que el conductor y los pasajeros puedan viajar o trasladarse de la forma más confiable y segura posible.

¿Cuáles son sus componentes?

Dependiendo del tipo de sistema de freno, los componentes son distintos.

Frenos hidráulicos

Técnico automotriz revisando el freno hidráulico de un automóvil

Los frenos hidráulicos -que son los más utilizados-, cuentan con los siguientes componentes:

  • Depósito o recipiente para el líquido de frenos.
  • Pedal del freno para accionar el sistema.
  • Bomba de freno para generar presión en el sistema hidráulico del freno.
  • Conexiones, mangueras y tuberías, para que fluya el líquido de frenos.
  • Pastillas o bandas de frenos según el tipo de sistema de freno.
  • Bombines o pistones, encargados de aplicar presión en las bandas o pastillas.
  • Discos o tambor que entran en fricción con las zapatas o pastillas para generar el frenado.
  • Pinza de frenos para alojar los pistones y las pastillas en caso de frenos de disco.
  • Componentes electrónicos, para mayor eficiencia y asistencia en el sistema de frenado.

Frenos de aire

Existen sistemas de frenos de aire en los cuales se sustituye el líquido hidráulico, por presión de aire. En estos casos, los componentes son los siguientes:

  • Compresor de aire.
  • Regulador de compresión.
  • Tanque de almacenamiento para el aire.
  • Desagüe o válvula de escape.
  • Evaporador de alcohol.
  • Pedal de freno.
  • Válvula de seguridad.
Imagen de un freno de aire sobre el fondo de un taller mecánico automotriz

Frenos mecánicos

Técnico colocando el disco en el freno mecánico

Al tratarse de un sistema de frenado mecánico que son los que se usaban en los primeros automóviles, o los que actualmente se usan como frenos auxiliares o frenos de estacionamiento, cuentan con los siguientes elementos:

  • Palanca de freno en lugar de pedal, por lo que se deduce que debe ser accionado con la mano por el usuario. En algunos casos de vehículos de carga, podemos encontrar un pedal en el extremo izquierdo del compartimiento de pedales destinado para accionar este sistema de freno.
  • Cable de acero o guaya, para liberar o accionar el sistema.
  • Disco o tambor según sea el caso.
  • Pastillas o bandas según sea el caso.

¿Cómo funciona?

Los sistemas hidráulicos -bien sean de disco o de tambor-, funcionan cuando el usuario ejerce presión sobre el pedal, indicándole a la bomba que puede ser mecánica o eléctrica, que distribuya el líquido hidráulico, hacia los elementos que proporcionan la frenada.

La presión es controlada por el pedal, al igual que la intensidad de la frenada. Cuando el conductor levanta el pie del pedal, el líquido hidráulico retorna al depósito para ser usado de nuevo.

  • En los frenos de discos, el líquido de freno impulsa al pistón o los pistones y estos a su vez, empujan las pastillas para que entren en contacto con el disco generando la fricción y por consecuencia, la frenada.
  • En los frenos de tambor o de zapata, el líquido de frenos acciona los bombines y estos empujan las bandas para que entren en contacto con el tambor y generar la frenada.
  • En el caso de los sistemas de freno por aire, el usuario ejerce presión en el pedal de freno indicándole al controlador de presión, que haga fluir presión de aire hacia los elementos de frenado para activarlos. Al quitar el pie del pedal, el aire se libera y el vehículo continúa su marcha.
  • En los frenos mecánicos, se acciona la palanca o pedal si es el caso y esta mediante un cable de acero o guaya, activa el sistema de frenos. Para liberarlo, accionamos la palanca o pedal de forma negativa.

Tipos de sistema de frenos

Los sistemas de frenos pueden ser:

Funcionan mediante presión del líquido de freno, accionados por el pedal de freno y la bomba. A su vez, estos se dividen en frenos de disco y frenos de tambor.

  • De disco. Son los más utilizados actualmente gracias a su capacidad para disipar el calor, lo que genera una mayor eficiencia en la frenada.
  • De tambor. Aún se utilizan en algunos modelos, sobre todo en los frenos traseros, son menos eficientes, se calientan mucho y son muy pesados.

Son más eficientes, pero es más complejo el sistema y mucho más pesado. Es empleado en transporte pesado y maquinaria industrial y agrícola.

Funcionan mediante la tensión de un cable de acero o guaya y son empleados como frenos de emergencia cuando los otros sistemas fallan o como freno de estacionamiento.

Se emplean en maquinaria industrial para frenar el movimiento giratorio de una máquina. Una banda accionada por palanca, entra en fricción con un disco instalado en el eje giratorio, haciendo que se detenga.

¿Cómo revisar que funcione correctamente?

Para revisar que el sistema de freno funcione de manera correcta, debemos hacer lo siguiente:

  • Lo primero es detectar que no exista ninguna fuga de aire o líquido de frenos. En el caso del aire, revisar el indicador de presión periódicamente. En el caso del líquido, revisar que el nivel en el depósito, sea el indicado.
  • Revisar que el recorrido del pedal o de la palanca no sea muy largo, es decir, que comience el efecto de frenado con el mínimo empuje del pedal o la palanca.
  • Si notamos vibración durante la frenada, es porque los discos o los tambores están deformados. Esto genera un desgaste más rápido y deforma los elementos.
  • Por último, se recomienda hacer revisar los frenos periódicamente por expertos en la materia para descartar posibles fallas.

Realiza un mantenimiento en tu sistema periódicamente

Es necesario realizar el mantenimiento preventivo y correctivo del sistema de freno, para evitar poner en riesgo la vida de los pasajeros y de los ocupantes de los otros vehículos en la vía, así como evitar accidentes que puedan generar gastos innecesarios de reparación.

¿Sientes que tu sistema de frenos está fallando? En GRUPO HERRES contamos con una amplia gama de productos que proveerán una mayor vida útil a tu sistema.

¿Deseas más información sobre nuestros productos para el buen funcionamiento del sistema de frenos? Contáctanos. 

Nuestro equipo de atención al cliente está aquí para responder a sus preguntas. ¡Pregúntenos sus dudas!